sábado, 24 de diciembre de 2016

Tu camino

Recorro tu camino empedrado, de barro, montaña y monte a ambos lados. El viento levanta y despeina tu cabello suelto. Que aire tan frío. Se congelan las manos, las narices y se humedecen tus ojos y los míos. El guardabarranco anuncia que llegamos a armar el fuego. Una vez más el volcán nos descubre entre sus nubes blancas. Amor mío.



Piedra de Luna

Como tus dientes, si, Como tus huesos extendidos bajo el viento que todo lo lava y limpia. Como aquella lluvia relampagueante en el Alta...