martes, 6 de enero de 2015

Este viento de enero...

Uno ordena y este viento que todo se lo lleva... ha sido tan escandaloso por varias noches ya, vuela a tales velocidades, en todas direcciones, choca sin misericordia contra la imaginación. Desnuda árboles quietos y sobrios, los hace balancearse sin reparo. Ay, este viento que se anuncia generando miedo en sus remolinos de juego, silba cada vez más fuerte no se sabe donde se va a detener, y uno sigue sin poder dormir. Vamos viento, solo te salvan los 'móviles' aunque emerjas de no se sabe dónde y nos sacudas la paz vital. Detente! .e.h.

Foto de mi abuelo materno Luis Federico Castro Barquero http://www.teletica.com/noticias/72806-Hijos-de-emigrantes-engrosan-la-lista-...