viernes, 4 de septiembre de 2015

Niño sirio, sideral



Pequeñito, ¿dónde encontrarte en medio del cosmos? Dónde podré ubicar tu tibio cuerpo, tu reposo sereno, tus manos limpias, tu mirada de sueños...
«Vamos, decime, contame....todo lo que a vos te está pasando, ahora»
Pido al aire apañe tus besos, Principito, y te llene la frente de estrellitas de mar.
Nunca sentirás dolor más grande que este ya sideral.
Sos por mucho la criatura más amada del mar.
Por la tarde, los caballitos de agua te llevarán a remar, te elevarán por los cielos azules, las profundidades cálidas y un cardumen de colores te cantará hasta dejarte a salvo en medio del tajamar, donde un mundo eterno y bueno te hará el más grande homenaje, niño bello.
Alfonsina te abrigará con sus poemas...más humanos, tendrás siempre cerca la linterna para caminar ir lejos del mundo que nunca aprendió a dar un buenas noches ni besos en esos tus ojitos dulces. Agua marina, dulce amanece.
Martí, verdad que los niños nacieron para ser felices? Foto de IreneVH




miércoles, 2 de septiembre de 2015

¿Quién pudiera robarte aguacero?



¡Extrae tu aire!
lluvia de canto, nube crecida,
tirantez del cielo!
Percute tus cuerdas de sonidos graves contra esta espalda,
Transplántalas
como semillas de contrabajo en el aire.
Deshaz tu furia
alivia el peso, cargas y recuerdos
Revienta tus formas, responde a la melodía entre sus hilos de plata.
Produce en mí tu resonancia, la tensión perfecta,
Echa raíz entre el cuenco de barro seco y tu boca.
Desata tu esplendor de jardinero de los aromas y los cuatro vientos.
Embalsa el amor, huye.
Destruye la brisa empozada
Rescata el cántaro desde este vientre
abultado y repleto, de líquidos blancos.
eh