viernes, 25 de octubre de 2013


Juan Carlos Mestre

Te lo dedico

GEOGRAFÍA

Quien no haya visto el mar que se levante
yo os lo voy a contar, cerrad los ojos.
Imaginad que el agua, como un caballo blanco,
se hubiera subido al campanario.
Las hojas de los árboles son peces,
la nieve, espuma de cristal sobre las olas.
Como de un vaso de luz
que sostuviera la mano de Dios,
van cayendo una a una las gotas de la vida.
Así, el inocente pájaro,
la piedra, el musgo o la mariposa
van entrando en el agua que ya todo lo cubre.
Creeréis que el mundo desde siempre,
ha ido llevándole sus ríos.
Del fuego, de la oculta ceniza de madera
ha tomado el mar su verde brote de esmeralda.
Como el ruiseñor que canta
en los jardines de la tierra
también las caracolas en sus profundos valles
celebran la música.
Por eso al acercar tu oído
a ese bello laberinto de leche
escucharás, aunque no quieras,
el inmenso ruido de la mar.
Ahora ya lo sabéis,
y solo falta empujarlo, entre todos,
al aire.

https://mail.google.com/mail/images/cleardot.gif




martes, 15 de octubre de 2013

Santa Fé de amores color terracota. 
Pueblo de artistas que llegan de todas partes.
El viento es su abrigo, como la luz, su nombre.

Refugio de un corazón atento al amor, cuando la ternura va delante. Santa Fé sitio de poetas y del Poeta Mayor, sentido de vida llena de razones. 





lunes, 14 de octubre de 2013


¡¡CHAPARRÓN DE AMOR!!

MI BENDICIÓN  




Dicen que las flores no dejaban de cantar 
tu nombre, tu nombre cariño 
Que las olas de los mares te hicieron un chal 
de espuma, de nubes y lirios 

Y la luna no se convenció 
Y bajó a mirarte el corazón 
Y al mirarte dijo que había visto un SOL 
radiante, más bello que mi bendición 

Tenerte, besarte, andar de la mano contigo 
Mi cielo, mirarte, decirte un te quiero al oído 
yo te lo digo, que bendición 

Dicen que las palmas aplaudían al oír 
tu pasos, tus pasos cariño 
Que los ríos salen de su cauce al contemplar 
tus ojos, tus ojos divinos 

Y un lucero no se convenció 
Y bajo a mirarte el corazón 
Y al mirarte dijo que no había visto luna 
llena, más bella que mi bendición 

Tenerte, besarte, andar de la mano contigo 
Mi cielo, mirarte, decirte un te quiero al oído 
yo te lo digo, que bendición 

Cuando me hablas oigo un coro de amor 
para dos 
El falsete de un te quiero pegado a 
tu voz, que bendición 

Tenerte, besarte, andar de la mano contigo 
Mi cielo, mirarte, decirte un te quiero al oído 
yo te lo digo, que bendición (BIS)

viernes, 11 de octubre de 2013

Volé entre sueños de azul y mar, navegué en aguas dulces, profundas, transparentes, lejos del tajamar......., surqué por fín el horizonte en medio de tu fuerza: oleaje de amor. Volé entre sueños de azul y mar. 



martes, 8 de octubre de 2013

Sylvia Plath es la Escritora del Mes en   http://literofilia.com/?p=15814 
Hay trastornos mentales en seres sensibles que son lamentables, espantosos. 

domingo, 6 de octubre de 2013

Carta a George B. Moore en defensa del anonimato JOSÉ EMILIO PACHECO

CARTA A GEORGE B. MOORE EN DEFENSA DEL ANONIMATO
Jose Emilio Pacheco
De: "Los trabajos del mar" (1983)

No sé por qué escribimos, querido George.
Y a veces me pregunto por qué más tarde
publicamos lo escrito. Es decir, lanzamos
una botella al mar, harto y repleto
de basura y botellas con mensajes.
Nunca sabremos
a quién ni adónde la llevarán las mareas.
Lo más probablees que sucumba en la tempestad y el abismo.

Sin embargo, no es tan inútil esta mueca de náufrago.
Porque un domingo
usted me llama de Estes Park, Colorado,
me dice que ha leído cuanto está en la botella
(a través de los mares: nuestras dos lenguas)
y quiere hacerme una entrevista.
Después recibo un telegrama inmenso
(lo que se habrá gastado usted al enviarlo).
En vez de responderle o dejarlo en silencio
se me ocurrieron estos versos. No es un poema,
no aspira al privilegio de la poesía
(no es voluntaria).
Y voy a usar, así lo hacían los antiguos,
el verso como instrumento de todo aquello
(relato, carta, drama, historia, manual agrícola)
que hoy decimos en prosa.

Para empezar a no responderle,
no tengo nada que añadir a lo que está en mis poemas,
dejo a otros el comentario, no me preocupa
(si alguno tengo) mi lugar en la historia.
(Tarde o temprano a todos nos espera el naufragio.)
Escribo y eso es todo. Escribo: doy la mitad del poema.
Poesía no es signos negros en la página blanca.
Llamo poesía a ese lugar del encuentro
con la experiencia ajena. El lector, la lectora
harán o no el poema que tan sólo he esbozado.

No leemos a otros: nos leemos en ellos.
Me parece un milagro
que algún desconocido pueda verse en mi espejo.
Si hay un mérito en esto –dijo Pessoa—
corresponde a los versos, no al autor de los versos.
Si de casualidad es un gran poeta
dejará cuatro o cinco poemas válidos,
rodeados de fracasos y borradores.
Sus opiniones personalesson de verdad muy poco interesantes.

Extraño el mundo el nuestro: cada día
le interesan cada vez más los poetas;
la poesía cada vez menos.
El poeta dejó de ser la voz de la tribu,
aquel que habla por quienes no hablan.
Se ha vuelto más otro entertainer.
Sus borracheras, sus fornicaciones, su historia clínica,
sus alianzas o pleitos con los demás payasos del circo,
tiene asegurado el amplio público
a quien ya no hace falta leer poemas.

Sigo pensando
que es otra cosa la poesía:
una forma de amor que sólo existe en silencio,
en un pacto secreto entre dos personas,
de dos desconocidos casi siempre.
acaso leyó usted que Juan Ramón Jiménez
pensó hace mucho tiempo en editar una revista.
Iba a llamarse “Anonimato”.
Publicaría no firmas sino poemas;
se haría con poemas, no con poetas.
Y yo quisiera como el maestro español
que la poesía fuese anónima ya que es colectiva
(a eso tienden mis versos y mis versiones).
Posiblemente usted me dará la razón.
Usted que me ha leído y no me conoce.
No nos veremos nunca pero somos amigos.
Si le gustaron mis versos
qué más da que sean míos/ de otros/ de nadie.
En realidad los poemas que leyó son de usted:
Usted, su autor, que los inventa al leerlos.

Foto de mi abuelo materno Luis Federico Castro Barquero http://www.teletica.com/noticias/72806-Hijos-de-emigrantes-engrosan-la-lista-...