lunes, 30 de septiembre de 2013

Dionisio Cabal escribe "Cantata de la Guerra de 1856"


"(...) de coraje y valentía
dijo: "¡aquí nadie dispara
si no es a la orden mía!"
Se abrió la camisa blanca,
rezó la santa oración
y le gritó a los soldados ...
"¡Fuego!" con todo pulmón,
Suavemente se fue a tierra
catorce balas sembradas,
aunque era Setiembre,...vi
...catorce guarias moradas.
Y todo el mundo era un llanto
en lo lejos y en lo junto,
mientras los jefes decían
"¿Qué hacemos con el difunto?"
dijo don Máximo Blanco
"tirémoslo al ancho mar
para que las otras fieras
se lo puedan devorar,
pues si le damos sepulcro y
lo ponemos en santuario
las gentes vendrán a verlo
como quien viene al calvario" (...)

Fragmento de la Segunda relación del poeta soldado de la Cantata de la Guerra de1856 escrita por Dionisio Cabal Antillón. El fusilamiento de Juanito Mora, obra de Carlos Aguilar.





domingo, 22 de septiembre de 2013

Mutis ni sale, ni se silencia

MUERE MUTIS, Y CON ÉL EL GAVIERO MAQROLL, EL POETA Y NARRADOR COLOMBIANO QUE IRÁ A CONOCER LAS DELICIAS DE OTROS MUNDOS CON LA MISMA BONDAD QUE LE CARACTERIZÓ EN ESTAS TIERRAS.  

¡Del poeta que admiré, al poeta que se deja amar, su poema Batallas hubo.........solo Maqroll!



I
Casi al amanecer, el mar morado,
llanto de las adormideras, roca viva,
pasto a las luces del alba,
triste sábana que recoge entre asombros
la mugre del mundo.
Casi al amanecer, en playas pizarra
y agudos caracoles y cortantes corolas,
batallas hubo, grandes guerras mudas
dejaron sus huellas.
Se trataba, por fin,
del amor y sus hirientes hojas,
nada nuevo.
Batallas hubo a orillas del mar
que rebota ciego y desordenado,
como un reptil preso en los cristales del alba.
Cenizas del amor en los altares del mundo,
nada nuevo.


II

De nada vale esforzarse en tan viejas hazañas,
ni alzar el gozo hasta las más altas cimas de la ola,
ni vigilar los signos que anuncian la muda invasión
nocturna y sideral que reina sobre las extensiones.
De nada vale.
Todo torna a su sitio usado y pobre
y un silencio juicioso se extiende, polvoso y denso,
sobre cada cosa, sobre cada impulso
que viene a morir contra la cerrada coraza de los días.
Las tempestades vencidas, los agitados viajes,
sólo al olvido acuden, en su hastiado dominio
se precipitan y preparan nuevas incursiones
contra la vieja piel del hombre
que espera a su fin
como pastor de piedra ingenua y a ciegas.

III

Y hay también el tiempo que rueda interminable,
persistente, usando y cambiando,
como piedra que cae o carreta que se desboca.
El tiempo, muchacha, que te esconde en su pecho
con tus manos seguras y tu melena de legionaria
y algo de tu piel que permanece;
el tiempo, en fin, con sus armas ocultas.
Nada nuevo.

Óyelo como corre por el mar, por el cielo

Entre los versos del Capitán que confesó haber vivido en medio de las alturas del propio vuelo del cóndor, grande, erguido, fuerte y hermoso, este poema y esta pieza que a uno le gustaría escuchar (ambas) cuando uno muera. 

EL VIENTO EN LA ISLA

EL viento es un caballo:
óyelo cómo corre
por el mar, por el cielo.

Quiere llevarme: escucha
cómo recorre el mundo
para llevarme lejos.

Escóndeme en tus brazos
por esta noche sola,
mientras la lluvia rompe
contra el mar y la tierra
su boca innumerable.

Escucha cómo el viento
me llama galopando
para llevarme lejos.

Con tu frente en mi frente,
con tu boca en mi boca,
atados nuestros cuerpos
al amor que nos quema,
deja que el viento pase
sin que pueda llevarme.

Deja que el viento corra
coronado de espuma,
que me llame y me busque
galopando en la sombra,
mientras yo, sumergido
bajo tus grandes ojos,
por esta noche sola
descansaré, amor mío.



http://www.youtube.com/watch?v=hH4P-ppGwNs

jueves, 19 de septiembre de 2013





Jóvenes del mundo refunfuñan contra los teléfonos inteligentes

Fuente: Erika Henchoz  |  2013-09-19


Aquí el artículo:
http://elpais.cr/frontend/noticia_detalle/3/85958

jueves, 12 de septiembre de 2013

El hambre se cubre con amor cuando golpea fuerte. Pero al amor hay que saberlo alimentar también cuando ya no hay suficiente pan en la mesa.

miércoles, 11 de septiembre de 2013

jueves, 5 de septiembre de 2013

martes, 3 de septiembre de 2013

Rompeolas, lluvia y Sol

¡Sos mi caracol, un rompeolas amoroso, y se te siente el aguacero! Ojalá tu mirada jamás se empañe. Los vacíos se cubran con tus brazos, para quedar repleta.
 

domingo, 1 de septiembre de 2013

Efraín Chacón, santo y seña de Dota


Efraín Chacón Ureña llegó a San Gerardo de Dota hace seis décadas, él es ejemplo vivo de quien trabaja, produce y vive de la tierra.







Pauca sed bona: 

como el caite de don Efráin cuando abrió caminos y senderos en San Gerardo de Dota, hace 60 años: se enclavó con Federico su hermano y 5 personas más, en medio de unas de las montañas y regiones más hermosos de nuestro país...... allí conviven los quetzales tan pequeños y grandes, los aguatillos y las flores entre la gente que madruga y recorre las laderas del río Saavegre, sólo para saberse vivo entre tanta belleza natural. Allí se entienden con el mero cielo los robles erguidos , como el roble blanco, desde 'hace no menos de 2 mil años', me dice don Efraín. 

Se repartieron tierras como se reparte la vista honda del alma de quien ama; sembraron, crecieron y compartieron su paraíso con científicos, turistas nacionales y extranjeros donde protegen ese hábitat de repollitos y lechugas en flor, moras, higos, aguacates.....es cuando uno aprende a amar lo que se tiene como patria.






Foto de mi abuelo materno Luis Federico Castro Barquero http://www.teletica.com/noticias/72806-Hijos-de-emigrantes-engrosan-la-lista-...